#ContaminaciónDelAire #Transporte

Exige transporte seguro y sin contaminación del aire

Exijamos más y mejor transporte que nos ayude a mejorar el aire que respiramos en nuestras ciudades

Participa
Hurricane Sandy Aftermath in Brooklyn. © Paul Martinka / Greenpeace

Señal de “No Gas” en estación de gas Mobil

Como resultado de la escasez de gasolina, ocasionada por el combate al robo de este combustible, podemos extraer al menos 5 lecciones valiosas sobre el camino que está siguiendo México con respecto al cambio climático y qué tan preparados estamos, tanto gobierno como sociedad para hacerle frente. Estas son algunas de ellas:

 

 

  1. Podemos sobrevivir sin el auto y sin la gasolina. A veces es complicado visualizar una realidad distinta a lo que nuestros sentidos están acostumbrados, por lo que imaginar nuestras ciudades sin autos puede ser difícil. Con la escasez pudimos comprobar que es posible vivir sin autos. Falta que los gobiernos implementen más transporte público, eficiente y no contaminante para hacer nuestra vida más sencilla y nuestra forma de movernos más limpia, y para ello, la ciudadanía tiene que exigirlo.
  2. Hemos construido ciudades altamente dependientes de los combustibles fósiles. Nuestra capacidad de movernos depende completamente de un recurso finito, con precios muy volátiles y extremadamente contaminante. Un cierre temporal al suministro puede representar un problema gigante en nuestras ciudades. La electricidad que utilizamos en nuestras casas a diario está sujeta a la disponibilidad del gas natural, que a su vez depende casi en su totalidad de importaciones ¿Qué pasaría si un día el desabasto llega a ese sector? México es uno de los países con mayor potencial solar en el mundo, qué tal si lo comenzamos a aprovechar.
  3. Necesitamos fortalecer y mejorar el transporte público en nuestras ciudades para que sea capaz de satisfacer la demanda de movilidad. La necesidad de movernos de forma distinta nos lleva a hacer más obvio algo que ya sabemos, el transporte público en nuestras ciudades no es eficiente y tampoco es suficiente. Necesitamos tener alternativas para desplazarnos en nuestras ciudades que sean limpias, eficientes y sobre todo seguras, principalmente para las usuarias que representan uno de los sectores más vulnerables al acoso y la violencia.
  4. Necesitamos interconectividad. Hay personas que estarían dispuestas a probar transportes alternativos, como la bicicleta para sus desplazamientos diarios, pero nos encontramos con ciudades que cada vez crecen más y con poca infraestructura para el transporte no motorizado, lo que hace a este modo de transporte una alternativa poco viable para mucha gente. Es preciso el desarrollo de infraestructura que nos permita circular seguros y también la posibilidad de interconectar nuestros viajes, para poder usar la bicicleta, el transporte público o caminar,  sin que esto tenga que ser una odisea.
  5. Combatir el cambio climático es posible. La quema de combustibles fósiles, como la gasolina, es la causa principal del cambio climático en nuestro país. El transporte aporta casi la mitad de las emisiones de gases efecto invernadero a la atmósfera. Combatir el cambio climático es tan sencillo como cambiar la manera en que nos movemos, decidir usar menos el automóvil y darle una oportunidad a la bicicleta para hacer trayectos cortos, caminar más y utilizar el transporte público son nuestra mejor herramienta para combatir el cambio climático desde nuestras ciudades, tal como se demostró en el periodo de desabasto de gasolina en la CDMX, en el que la calidad del aire mejoró sustancialmente en comparación con los últimos 20 años.